martes, 21 de agosto de 2012

'Te odio' gritaste. No te quise creer, quizás porque entonces te quería demasiado, quizás porque no lo dijiste en serio. Pero hay una clara diferencia entre nosotros, yo seguí luchando; a diferencia de ti; aunque tú no lo supieses, aunque yo no quisiera hacerlo. A veces echo la vista atrás y pienso en las cosas que me gustaría cambiar, también sé que no sirve de nada, pero en esos segundos me veo envuelta en mi propia fantasía, donde yo decido el cómo, el cuándo y el por qué. Ahí dejo volar mi imaginación, que incluso piense en opciones imposibles. Puro morbo al fin y al cabo, ya que lo único que acabaría con mis fantasías ahora mismo, sería tu olor hecho mío.

2 comentarios:

  1. *-* Me acabas de dejar sin palabras... Me gusta mucho tu blog, de verdad, sigue escribiendo así, me siento súper identificada, cielo.
    Un beso, desde: http://unasonrisadetrasdeunamirada.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. Muchísimas gracias, me alegro de que te guste, enserio.
    Por cierto me encanta tu blog, te sigo:3

    ResponderEliminar